Clos de los Siete y el sello de Michel Rolland.



El pasado mes de septiembre nos visitó el representante comercial de los vinos del Clos de los Siete en Argentina, el ex director técnico de la selección nacional argentina de Jockey femenino, un especialista en trabajo en equipo y un comunicador especial del trabajo de Michel Rolland en nuestro país, su nombre es Gustavo Paolucci. Nos presentó algunos de los grandes vinos que comercializa en un marco de amistosa y cálida charla con nuestros clientes de la vinoteca. A continuación una breve reseña de los vinos que catamos esa tarde, todos con la impronta francesa del famoso "Flying Winemaker" Michel Rolland en conjunción con la expresión de los mejores frutos del Valle de Uco.


1- Festivo 2010.
Rojo rubí de una densidad baja, con reflejos violáceos tipicos del Malbec que lo compone. Aromas de rosas, jazmín y frutas frescas, quizás un sutíl pimiento verde. En boca posee una leve astringencia, taninos suaves y cuerpo agradable. Es un vino sabroso, frutal y amable. Muy tomable y seductor, una opción excelente para un evento en el que buscamos relación de precio y calidad con una gran etiqueta.

2- Petit Fleur 2008.
Rojo rubí con tonalidades cálidas, densidad media. Posee aromas a sandía dulce, praline y caramelo muy suave. En boca es untuoso, redondo y suave. Los taninos son sutilmente picantes, sabrosos. La acidez es equilibrada, justa. Final persistente.

3- Clos de los Siete 2008.
Rojo rubí brillante, hacia las tonalidades cálidas.  Densidad media. Los aromas son elegantes, delicados y muy seductores como el chocolate y la caja de cigarros, vainilla combinada con frutos maduros. Olivas. En boca tiene una tanicidad justa, equilibrada con la  acidez justa y frescura de la mejor fruta. Largo final.

4- Diamandes Gran Reserva 2008
Primer vino y cosecha de los últimos propietarios recientemente incorporados al proyecto Clos de los Siete. Rojo rubí brillante y densidad baja. Primera nariz con aromas compactos, cerrados, equilibrados del roble francés nuevo y la fruta, tabaco y regaliz. En boca el cuerpo es untuoso, con bastante materia pero con sus elementos en armonía, los taninos son sutiles. Se corroboran los descriptores de nariz.  El final es muy largo y persistente, se marca la tanicidad y el gran cuerpo. Ideal para carnes asadas.

Una degustación de vinos especiales en la vinoteca y 
Galería de Artes y Vinos Enológica